CREMA DE CALABAZA POTIMARRON CON Thermomix®

#Sopas y cremas 07 octubre 2018

Hola, 




Ha llegado el otoño de nuevo y con él fantásticos ingredientes de temporada como la calabaza, la castaña, el moniato, la granada,.. el fin de semana pasado por casualidad me topé con la Feria de la Calabaza y no pude evitar ir a verla.


Como no, acabé comprando calabazas. Para cremas, para hacer al horno, para decoración,..todas preciosas.


Entre ellas he encontrado una muy típica de apariencia de la que no había oido hablar, la Potimarron o calabaza de Hokkaido. Muy típica en francia, más difícil de encontrar aquí. Tiene como peculiaridad que es una calabaza con sabor a castaño de ahí el nombre.


Calabaza especial para hacer en crema, y hoy la he querido probar siguiendo las indicaciones de payés que me la ha vendido y adaptándola a mi Thermomix®


INGREDIENTES


1000-1200 gr de calabaza a trozos


1 cebolla (150-200 gr)


1 puerro (80-100 gr)


Sal


25 gr de aceite de oliva virgen


400gr de agua


PROCEDIMIENTO


1- Poner en el vaso la cebolla y el puerro cortado a trozos.


2- Añadir 25 gr de aceite y Triturar a velocidad 5 durante 5 segundos.


3-Sofreir 8 minutos a 120 grados a velocidad cuchara.


4-Añadir la calabaza troceada y triturar 10 segundos a velocidad 5. Como es un ingrediente duro mejor sujetar el cubilete con la mano durante el triturado.


5-Sofreir 10 minutos, 120 grados, velocidad 2'5-3.


6-Añadir los 400 gr de agua o al gusto, segun se quiera más o menos líquida.


7-Cocinar todo durante 10 minutos a 120 grados a velocidad 2'5.


8-Acabado el tiempo triturar fino con velocidad progresiva 5-7-10 durante un minuto.


9-Servir o envasar al vacio para mejor conservación.


Con esta sencilla receta realmente la crema de calabaza queda muy fina, con un sabor muy peculiar, menos dulzona y con un delicado sabor acastañado. Diferente. Servida con unos picatostes o con cualquier cosa que os apetezca. Recomiendo que no os de miedo cocinar con ingredientes de temporada desconocidos, probar diferentes clases y agrandar así como yo la cultura culinaria, que no nos deja de sorprender.


Un abrazo, Esthermomix ;-)