Corona trenzada de espelta con queso, Romero y tomates secos

#Aperitivos, entrantes y tapas 09 diciembre 2020


Buenos días Cocinillas


Se acercan las Navidades y esté más año más que nunca tenemos que preparar nuestras elaboraciones con más amor que nunca y esta es una receta para mostrarles todo nuestro cariño y encima esta de rechupete.


Corona impresionante y riquísima es laboriosa pero el resultado vale la pena, la tenéis que probar.


El relleno que lleva es de lo más sencillo y el resultado es de diez, la podemos comer de entrante o en una cena de picoteo lo que si os aseguro es que vuestros comensales se quedarán con la boca abierta.


Se puede comer templada o fría, a mi personalmente me gusta más fría.


Decirme cómo os gusta más a vosotros.


Espero que os guste


Ingredientes


400 gramos  de harina de espelta


15 gramos de levadura prensada fresca desmenuzada


60 gramos de aceite de oliva


150 gramos de leche


30 gramos de miel


1 huevo


1 cucharadita de sal


150 g de queso cremoso


150 g de queso feta en trozos


120 gramos de cebolla en trozos


2 ramitas de romero fresco solo las hojas (guardar algo para decorar)


8 tomates secos en aceite y el trozos de 5 mm


1 yema de huevo batida con una cucharada de agua




Preparación


Ponga en el vaso la harina de espelta, la levadura, 40 gramos de aceite, la leche, la miel, el huevo y la sal y inicie 2 minutos /Espiga amasar. Retire la masa del vaso y forme una bola. Coloquen un bol cubierto con un film transparente y dejé reposar durante una hora o hasta que doble su volumen, mientras tanto continúe con la receta.


Ponga en vaso el queso cremoso y el queso feta y mezclar 5 segundos/ velocidad 6. Retire y reserve.


Ponga en el vaso la cebolla y el romero y Piqué 3 segundos /velocidad 7 . Con la espátula baje los ingredientes hacia el modo fondo del vaso.


Añada 20 gramos de aceite y sofría 4 minutos /120 grados/ velocidad 1 .Retire al bol con el queso y añada los tomates en aceite en trozos, mezcla con la espátula y dejé enfriar hasta que la masa haya doblado su volumen.


Precaliente el horno a 180 grados. Forre la bandeja de horno con papel de hornear.


Coloqué la masa en la una superficie ligeramente enharinada (yo lo hago entre dos plástico) y con un rodillo extienda extiendala en un rectángulo de aproximadamente 28 x 50 cm. Coloqué la masa en la bandeja preparada. Corte un rectángulo en cada esquina de la masa para dejar en el centro un saliente de aproximadamente 3 x 6 cmc, con una rueda de repostería (o un cuchillo afilado, si no tiene ) haga cortes paralelos separados aproximadamente de 3 a 4 cm a ambos lados dejando una franja central a lo largo de 9 cm a modo de flecos, haga pequeños cortes diagonales por los lados de cada tira como si fuera una espina





reparta el relleno del queso en la parte de la franja central vaya cerrando la trenza intercalando las tiras de cada lado sobre el relleno, deje la última tira de cada lado sin cruzar para cubrir la unión y una cuidadosamente los dos extremos para forma un círculo.Cubra la unión con las dos tiras restantes y pincele toda la corona con la yema de huevo.


Hornee durante 20 o 25 minutos a 180 grados o hasta que esté dorada. Retire del horno decore la con romero fresco y lista para comer.


Buen provecho.