Dedos sangrientos

#Postres y dulces 24 octubre 2019

Tan deliciosos como repugnantes por su aspecto, los dedos sangrientos son un clásico en la fiesta de la "Castanyada" y también "Halloween". 




Ingredientes


Galletas de almendra


130 g de azúcar


220 g de mantequilla a temperatura ambiente


1 huevo L (63-73 g)


1 cucharadita de aroma de almendra (opcional)


1 cucharadita de vainilla líquida


1 pellizco de sal


400 g de harina de repostería


1 almendra cruda sin piel


Decoración


200 g de mermelada de frambuesas


almendras laminadas (para las uñas)


Preparación


Galletas de almendra


Ponga en el vaso el azúcar y pulverice 15 seg/vel 9.


Añada la mantequilla, los huevos, el extracto de almendra, el extracto natural de vainilla, la sal y la harina. Introduzca la espátula por la abertura y mezcle 15 seg/vel 6. Divida la masa en dos partes y forme dos cilindros. Envuélvalas en film transparente y reserve en el frigorífico durante 1 hora. Lave el vaso.


Precaliente el horno a 180°C. Forre una bandeja de horno con papel de hornear.


Divida uno de los cilindros de masa en tres partes y, haciéndolos rodar sobre una superficie de trabajo, forme cordones hasta que tengan un grosor de aprox. Ø 2 cm. Corte porciones de aprox. 8 cm y, con 1 palillo, marque líneas para imitar los nudillos de los dedos. Con una almendra, presione ligeramente uno de los lados para hacer un hueco y colocar después la uña. Colóquelos en la bandeja de horno preparada y repita el proceso hasta terminar todo la masa.


Hornee durante 12-18 minutos (180°C), o hasta que estén dorados. Retire del horno y deje templar 5 minutos antes de pasarlos a una rejilla para que enfríen (aprox. 1 hora).


Decoración


Ponga en el vaso la mermelada y caliente 3 min/90°C/vel 1. Vierta en un bol. Bañe cada lámina de almendra en la mermelada y colóquelas a modo de uña en cada dedo y después bañe la parte de atrás para simular un corte. Deje secar durante aprox. 2 horas. Sirva o conserve en un recipiente hermético. 


Sugerencias y trucos


Si la mermelada se enfría mientras pega las uñas, caliéntela de nuevo durante unos segundos en el microondas.


Puede rociar la mermelada restante sobre los dedos para simular salpicaduras de sangre.