Tarta red velvet

#Postres y dulces 09 febrero 2020



Ingredientes


Bizcocho


230 g de leche


10 g de zumo de limón


110 g de mantequilla (y un poco más para engrasar)


300 g de azúcar


2 huevos


1 cucharadita de levadura química en polvo


½ cucharadita de bicarbonato


½ cucharadita de vinagre


1 cucharadita de vainilla líquida


1 cucharadita de colorante alimentario rojo


330 g de harina de repostería (y un poco más para enharinar)


5 g de cacao puro en polvo


Crema de queso


430 g de queso cremoso (tipo Philadelphia®)


210 g de azúcar glas


500 g de nata (35% de grasa)


Preparación


Bizcocho


Precaliente el horno a 180ºC con calor arriba y abajo (sin aire). Engrase y enharine 2 moldes desmontables (Ø 20 cm). Reserve.


Ponga un bol sobre la tapa del vaso y pese la leche y el zumo de limón. Mezcle con una cuchara y reserve.


Coloque la mariposa en las cuchillas. Ponga la mantequilla y el azúcar y bata 5 min/vel 3.


Con la espátula, baje los ingredientes hacia el fondo del vaso. Añada 1 huevo y bata 30 seg/vel 3.


Añada el otro huevo y bata 30 seg/vel 3.


Agregue la levadura, el bicarbonato y el vinagre y mezcle 30 seg/vel 3.


Incorpore la vainilla y el colorante y mezcle 30 seg/vel 3.


Añada la harina y el cacao puro, mezcle 1 min/vel 3 y vaya añadiendo la mezcla de leche y zumo de limón reservada por la abertura. Reparta la masa de bizcocho entre los dos moldes preparados.


Hornee durante 35-40 minutos (180°C). Retire del horno y deje templar. Desmolde boca abajo sobre papel de hornear. Deje enfriar durante aprox. 4 horas.


Crema de queso


Ponga en el vaso el queso y el azúcar glas y bata 10 seg/vel 5. Retire a un bol grande y reserve.


Coloque la mariposa en las cuchillas, vierta la nata en el vaso y, sin programar tiempo, monte a vel 3 hasta que esté montada, prestando atención para evitar batir en exceso. Vierta en el bol del queso y mezcle de manera envolvente hasta obtener una masa homogénea. Ponga la crema en una manga pastelera y reserve.




Montaje


Corte cada bizcocho por la mitad transversalmente para obtener 4 discos. Ponga en un bol aprox. 100 g de la crema de queso y reserve. Coloque un disco de bizcocho en una bandeja para tartas y ponga encima un cordón de la crema de queso cubriendo toda la superficie. Cubra con otro disco, vuelva a poner crema de queso y así sucesivamente hasta colocar todos los discos de bizcocho y terminar con la crema del bol.


Con la crema de queso restante, cubra los laterales del bizcocho y con el dorso de una cuchara, vaya haciendo marcas en la crema de manera irregular. Corte en porciones y sirva o mantenga en el frigorífic