Lenguado y verduras al vapor de alga kombu

#Alimentación infantil 08 agosto 2021

Foto: Mercado flotante.


La casa estaba tranquila, el pequeño Tadeo dormía plácidamente y dejaba que Chen pudiera trabajar un poco. 


Si te gusta el relato dale al like  de esta página


Habían pasado tres años desde que realizó la inseminación. Todo fue perfecto, incluso el parto, dilató enseguida y en poco más de hora y media tenía al peque entre sus brazos. Sergio había asumido perfectamente su tarea de padre colaborador, pues quedó muy claro que Chen sería la única que se haría cargo del niño legalmente hablando,  pero desde el primer minuto él asumió sus tareas como padre. Tanto era así que decidieron los dos establecerse en el piso del mecánico, estaba más alejado del centro, pero era más grande y soleado que el que tenía alquilado Chen. 


Aunque al principio les costó, la familia de Sergio estaban encantados con el bebé y Reyes era raro el día que no daba un paseíto para visitar a su nieto. Con dificultad, pero le había tejido un par de jerséis al pequeño. Sus manos, al igual que el resto de su cuerpo iban perdiendo agilidad.


Tadeo era una rara avis en esa familia, era rubio y muy espigado, pero con los ojitos rasgados. Era un niño tranquilo y a la vez muy curioso, le gustaba investigar todo lo que había a su alrededor y se volvía loco cuando veía aparecer a Sergio que a la par le pasaba lo mismo con el niño.


Sergio llegó a casa bastante cansado, pero solo pensar que iba a cruzar el portal de su casa y encontrarse con su amor y el bebé le daba energía para todo lo que quedaba de día. Se descalzó y dejó los zapatos en el mueble de la entrada. Fue a ver a Chen, se besaron y se explicaron las cosas día. Entró en el cuarto del bebé con cuidado de no despertarlo. Se duchó y se puso cómodo y ya se puso con la cena de Tadeo.


Lenguado y verduras al vapor de alga kombu 


Puso en el vaso del Thermomix® 350 g de  agua y un trozo de alga kombu lavada. Introdujo en el cestillo una zanahoria cortada en bastones, dos judías verdes frescas cortadas en bastones, 40 g de calabacín en bastones, 2 ramilletes de coliflor, una patata pequeña pelada y en cuartos y programó 15 min/Varoma/vel 1. Mientras tanto, forró la bandeja Varoma con papel de hornear y colocó dos lenguados enteros y limpios con un chorrito de aceite y otro de limón. Colocó la bandeja en el recipiente Varoma. 


Al terminar retiró el cubilete, y colocó el Varoma en su posición y programó 7 min/Varoma/vel 1.


La cotidianidad le daba seguridad a la familia y Tadeo era su gran proyecto de vida.