Arroz con conejo (El hombre de los mecheros)

#Pastas y arroces 17 febrero 2021

Foto: Natural Castelló


No le apetecía nada ir a Barcelona, el calor era espantoso y pensar en calles abarrotadas era un suplicio para él. Se cercioró de haber bajado todas las persianas. Hace unos días entraron en casa de la vecina de al lado. Él estaba dentro y no oyó nada. Al bajar y llegar al jardín vio que el almendro ya estaba brotado de flores. Era demasiado pronto para eso, pero era evidente que el reloj de la primavera se había alterado. Tenía tiempo, así que entró el Origen y pidió un café solo. Adri se lo sirvió con su maravillosa sonrisa. Después continua con su ruta en dirección al tren. La estación estaba retirada, pero esto le permitía hacer algo de ejercicio. No tuvo que esperar mucho tiempo a que llegara em convoy, en los vagones no subieron demasiados pasajeros. Se bajó en Clot para hacer transbordo con el metro e ir hacia Sant Adrià. Al subir las escaleras se iba acercando a la letanía de un señor que permanente recita una frase monocorde.


-Dos mecheros un euro, un euro el mechero de cocina, dos mecheros un euro, un euro el mechero de cocina. 


En alguna ocasión que Joan había pasado por allí y no lo había visto, sintió preocupación por el desconocido. Al llegar a la que fue la estación de Joan XXlll y que ahora han rebautizado, se fue acercando a casa de Maica. Tenían que hablar de su viaje a Alicante. A parte había hecho obras en el piso y él aun no las había visto. Por el camino se encontró con Isabel , una compañera de trabajo.


-Isabel, pero que guapa te veo ¿Y esa flor que llevas en el pelo?


-Pues es que me he apuntado con mi hermana y unas amigas a clases de sevillanas. El año pasado ya empezamos y nos lo pasamos muy bien.


-Yo voy a casa de una amiga, hoy como con ella.


-Pásalo muy bien.


Se despidieron y Joan llegó a la plaza del ayuntamiento donde la fuente que había en mitad de la plaza había iniciado su coreografía. Antes de subir se acercó al super y compró: pimiento verde y  pimiento,  cebolla, ajos, una ñora, conejo en trozos, tomillo seco, clavo, laurel, nuez moscada molida  tomate triturado en conserva,  vino blanco y arroz de grano redondo que le había encargado Maica para un Arroz con conejo


Llamó al timbre y se oyó:


-¿Quién?- dijo Maica.


-Joan- empujó hasta que se abrió la puerta