Chutney de fresas (La adopción)

#Confitería y conservas 18 febrero 2021

Foto Mundo Agropecuario.


Maica ya tenía todo dispuesto en la terraza. Hoy estrenaba mantel, lo había comprado en su último viaje a México, el estampado era muy colorido. Dos copas, dos juegos de cubiertos, dos servilletas. Al principio Joan se quedó algo desconcertado, pues esperaba a más gente. 


-¡Hola bonita! Traigo todo para hacer el arroz. Pensé que vendría más gente.


-Un besito guapo, pues es que tenía ganas de comer sólo los dos juntos. Mira, ya he buscado la receta en cookidoo y te la he puesto para ti. Ya sabes que no me entusiasma la cocina y tocar la carne de conejo me da mucha grima. Como tu controlas más, todo tuyo.


-Pero así no vas a cocinar en la vida...


-¿Quién lo ha dicho? Lo hago cada día, pero cosas sencillas.


Joan se puso a cocinar, mientras Maica abría un par de cervezas de la Balluca. Aprovechó par abrir una lata de alcachofas en conserva y otra de anchoas, sabía que a Alfons no le iban mucho y Joan no las preparaba para ellos, era un pequeño homenaje a su amigo. Mientras preparaban todo Maica agradeció que les hubiese recomendado visitar el museo de arqueología de Alicante, le explicó lo mal que lo pasaron en el trayecto hasta Tabarca y lo bien que lo pasaron en general.


-¿Cómo está Marisa? 


-Pues muy metida en su proyecto de importación de productos gourmet a  Bruselas. Ya tiene local cerca de la Grand Place. Ahora está buscando a alguien que le pueda hacer llegar embutidos originales. 


-¡Ostras, que buena idea! ¿Quieres que le de a Marisa el teléfono de mi amiga Mari de Ejea? Hace unas morcillas de escándalo.


-Yo he comido de esas  morcillas, una vez en tu cumpleaños pusiste. ¡Buf, espectaculares! Pues no es mala idea, déjame  que le diga a Marisa te digo - Maica sacó un tarro de cristal con Chutney de fresas


-Cuando pruebes esto vas a alucinar. Me enseñó a hacerlo mi hermana cuando vino en Navidad, en media hora lo tienes listo, pero has de esperar todo un día para que repose. ¿Nos sentamos? - El arroz estaba reposando en una cazuela. Salieron a la terraza y brindaron con la cerveza.


-Tengo algo serio que contarte -Joan se dio cuenta de que era algo serio.


-Soy todo oídos.


- Hace mucho que le doy vueltas a la cabeza y en cada viaje que hago, se me queda el corazón roto cuando veo las condiciones de vida de algunas criaturas. Lo he hablado con mis padres y hermanos, pues ellos también formarán parte de este proyecto así es que, voy a adoptar una niña. 


Los graznidos de las gaviotas sobre ellos puso la banda sonora al momento.