Dorada a la catalana (De pesca)

#Pescados y mariscos 12 diciembre 2020


Tras la cena,  Sonia propuso dar un paseo junto al mar. Al salir a la calle cogió una caña de pescar. Alfons me miró con cara de sorpresa. Nos encaminamos hacia el mar que está muy cerca del apartamento, pero hay que salvar la vía del tren. 


Sonia hace poco cambió de trabajo. En septiembre empezó a trabajar como auxiliar en una clínica veterinaria. Su anterior trabajo estaba relacionado con el sector de trabajo social y estaba muy quemada. En abril vio un anuncio donde pedían un auxiliar en una clínica veterinaria, desempolvó  su titulo de los dos años que estudio para ello y envió el currículum. Y tras una entrevista empezó a trabajar. El salario no era gran cosa pero le compensaba si se quitaba los problemas del antiguo trabajo.


Poco a poco nos fuimos acercando al mar y tras unos gigantes bloques de cemento, había una especie de cala donde nos colocamos. Sonia nos hizo gestos con las manos para que no hiciéramos ruido. A mi me costaba no toser, pero lo conseguí. En breve tenía su caña dispuesta para recoger sus frutos. En un par de minutos, el sedal empezó a moverse y tensarse. Empezó a girar el pequeño carrete y con el brillo de la luna llena vimos como si hubiera pescado una brillante estrella. Depositó al pez en un cubo  donde antes de empezar había vertido dos dedos de agua y repitió la operación. Otra vez la caña se tensó. Las piezas eran casi iguales de tamaño y pensamos que ya era suficiente. Sori le preguntó si hacía mucho que pescaba y Sonia dijo que era la primera vez. La suerte del principiante. Al día siguiente nos enteramos de que en una piscifactoría cercana se habían escapado unos cuantos cientos de peces.


Como ya era muy tarde decidimos quedarnos a dormir, era domingo, pero nadie tenía que trabajar mañana. Sonia limpió el pescado y lo dejó en la nevera. 


Sori dormiría en la misma cama con Sonia. Alfons y yo en un par de camas pequeñas que tenía en una sencilla habitación apenas amueblada. 


Me he de acordar mañana sin falta de llamar a Lorena para darle la receta del turrón blando. Este turrón, si al hacerlo no lo pones en una caja de madera, difícilmente cuajará. Ya empezamos a preparar estos dulces navideños.


También he de llamar a Mari. En Ejea no hacen puente y mañana sabrá si ha sido seleccionada para visitar la feria de carnicería que se hará el próximo año en Madrid.


-Chicos, mañana haré dorada a la catalana, informó Sonia.https://cookidoo.es/recipes/recipe/es-ES/r23709


Si quieres seguir el relato https://thermomix-barcelona.es/juan-de-haro-navarro/verduras-hortalizas-ensaladas/ensalada-de-pimientos-y-pollo-con-almendras-sonia/