Thermomix® Barcelona

Joan De Haro Navarro

<p>Mi nombre es Joan, soy un enamorado de la cocina en todas sus vertientes. Mi formación es de educador  social, pero para mi, trabajar en Thermomix® es un sueño. Puedo ayudarte con tus dudas. Mi blogosfera quiero que sea espacio dinámico y con la participación de mis clientes. Desde hace un  tiempo he decidido ir haciendo un relato donde enmarcar las recetas. Te invito a seguirlos. </p>

Mi nombre es Joan, soy un enamorado de la cocina en todas sus vertientes. Mi formación es de educador  social, pero para mi, trabajar en Thermomix® es un sueño. Puedo ayudarte con tus dudas. Mi blogosfera quiero que sea espacio dinámico y con la participación de mis clientes. Desde hace un  tiempo he decidido ir haciendo un relato donde enmarcar las recetas. Te invito a seguirlos. 

Empanada de langostinos, queso crema y cebolla confitada. ( Atocha )

18 diciembre 2020
18 diciembre 2020

 Iglesia de la Paloma.


A las cuatro y media ya estaban levantados. Tenían que dejar la casa en orden. De Chicho se haría cargo Ana, quedaron en que le daría un vistazo a la vuelta del instituto. Su prima Begoña vendría a las once a servir un par de encargos. Ayer vino a la carnecería y Julio le explicó cómo funcionaba todo. Cada vez que viene a verlos no lo hace con las manos vacías. Como tenían que viajar les trajo un par de trozos de empanada de langostinos, queso crema y cebolla caramelizada. Ella tenía una Thermomix® Tm31, y aunque estaba deseando tener la nueva, le costaba deshacerse de la suya. Fue un regalo de bodas y ya le había cambiado unas cuantas veces algunos accesorios, pero...


En un verbo llegaron a los autobuses. Esta vez fueron puntuales. A las seis y media ya emprendían viaje hacia Zaragoza, a las siete y cuarenta ya estaban allí. Hicieron conexión con el Ave y a las diez y media llegaban a Atocha. Les fue justo el poder comer un poco de la deliciosa empanada.


Una vez salieron de la estación, se encontraron de frente con el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Les hubiera encantado ver el Guernica, pero no disponían de tiempo. Fueron callejeando, con la música que ellos mismos hacían tirando de sus maletas. Atravesaron Lavapiés hasta llegar a la calle Toledo, al hotel Ganivet. El entusiasmo de viajar no les hizo sentir cansancio. 


Al hotel no le faltaba de nada. El señor de recepción les dio la bienvenida y tomaron las llaves de las habitaciones. Al abrir la puerta Mari se encontró con un par de bombones envueltos en papel de seda y una cesta de frutas. En la de Julio lo mismo. Después se enteraron de que el hotel disponía de spa. Una maravilla. Colocaron todo el equipaje y quedaron en el rellano. Bajaron juntos hacia la calle.


-Mari, Madrid nos espera. Dijo Julio a su hermana.


Al llegar a lo alto de la cuesta, cruzaron la calle y se sumergieron en el mercado de la Cebada. No pensaron que fuera tan grande. Lo que más les sorprendió fue la variedad de pescado que había. Siguieron callejeando hasta llegar a la Cava Baja. En algún momento pensaron que se iban a cruzar con Fortunata o cualquier otro personaje galdosiano. Subieron por el arco de Cuchilleros y vieron como ya estaban colocadas todas la casetas con musgo, abetos, bolas de Navidad, figuritas de barro y cientos de cosas más. Delante de casa Yustas, una de las sombrererías de las más antiguas del país, estaba apostado un joven vestido de chulapo ofreciendo sus barquillos.


-Tato, me encanta Madrid. Dijo Mari mirando a su hermano.


-Y a mi. ¿Hacia donde vamos?


Empanada de langostinos, queso crema y cebolla caramelizada. https://cookidoo.es/recipes/recipe/es-ES/r115185 


Si quieres seguir la historia https://thermomix-barcelona.es/juan-de-haro-navarro/carnes-y-aves/rollitos-de-lechazo-con-reduccion-de-ribera-del-duero-vente-pa-madrid/

Solicita demostración
18 diciembre 2020