Ensalada con pollo dorado, uvas y pasas (Día de sol)

#Verduras, hortalizas y ensaladas 16 diciembre 2020


Foto cedida por S González.


Después de despedirnos de Soraya nos tomamos un café con Sonia. Está verdaderamente contenta con su nueva vida. Pasear cada día junto al mar y el trato con los animales no tiene precio. Miré la hora y vi que ya era algo tarde. Repasé mentalmente qué tenía en la nevera y decidí el menú. No tenía demasiadas ganas de cocinar. Así que con el cookidoo en mano y filtrando llegué a la ensalada con pollo dorado, uvas y pasas. No disponía de uvas, así que la sustituiría por kiwi amarillo.


Sonia nos acompañó hasta el coche y nos despedimos. De camino a casa me llegó un mensaje al  grupo familiar. Era mi sobrina Estefanía.


-He sacado un 9 en el master.


-Me alegro un montón, eres una curranta.¡ Felicidades!


Estefanía es mi sobrina mayor. Acabó la carrera de magisterio infantil con  una matrícula de honor y ahora el master con tan buena nota. Le auguro un futuro muy prometedor. Es muy disciplinada y tenaz en lo que se propone. Este verano pasado estuve en Huesca una semana en un pequeño apartamento que alquilé y vino a comer par de veces. Me hizo muy feliz.


Llegando a Cardedeu, dos coches de la policía municipal hacían parar a todos los vehículos que querían salir del pueblo. Uno de los policías nos indicó con la mano que siguiéramos sin detenernos. Días más tarde supimos que había una banda que se encargaba de robar en las casas. 


Llegar a casa supone siempre el mismo ritual de deshacer maletas, ducha y preparar cosas para el próximo día. Aunque ya anochecía aun se podía ver el bosque que hay delante de casa. Tomamos asiento y observamos una pareja de tórtolas que no paraban de jugar o filtear, un pequeño escuadrón de gorriones emitiendo su concierto esperpéntico de trinos, un desvergonzado petirrojo que se acercaba sin pudor a nuestra baranda. Alfons y yo nos miramos. Éramos muy afortunados de tener el privilegio de vivir junto a un bosque. El teléfono comenzó a sonar.


-¿Si? Contesté.


-¡Hola Juan! Por fin mañana nos vamos de viaje. Al principio no reconocí la voz. Era un 976. Después caí en que era a Mari.


-¿Mari? ¿Qué tal por Ejea? ¿De viaje, a donde?


-  Vamos a... Se oyó un chasquido seco y se cortó la conversación.


Ensalada de pollo dorado, con uvas y pasas. https://cookidoo.es/recipes/recipe/es-ES/r554446


Si quieres seguir el relato https://thermomix-barcelona.es/juan-de-haro-navarro/navidad/turron-de-cheesecake-de-chocolate-blanco-pasajeros-al-tren/