Infusión de manzanilla con menta (Amor prohibido)

#Bebidas 18 marzo 2021

 Foto BabyCocina


Mario llamó a Encarna. Ella conectó el Thermomix® y vio que Reyes tenía plantadas en el balcón manzanilla y menta, arrancó unas cuantas ramas e hizo una infusión de manzanilla con menta Puso menos agua de la recomendada en la receta para acortar el tiempo. Se la sirvió en un vaso y añadió un poco de agua fría para que se la pudiera tomar al momento. Cuando ya se calmó pidió disculpas y empezó a recomponerse.


-Mario, es una historia muy triste, que lo pensé que tu tío se llevaría a la tumba. Te la voy a explicar por que  ya ninguno de los dos está entre nosotros. Jose trabajaba en una entidad bancaria y en aquella época esto de los cajeros no existía, así que si tenías que sacar dinero todo era por ventanilla. Fali iba siempre a última hora y quedaban para tomar una copa después del trabajo de Jose. Poco a poco llegó el amor, pero solo podían verse de manera furtiva. Tu tío no tenía a nadie más a su lado, pero él estaba casado y con un niño, al cual lo bautizaron con el nombre de Rafael en honor a tu tío. Fali nunca vio al niño en persona. Los años fueron pasando y sólo podían verse a escondidas como siempre. Ese era el motivo de la depresión de tu tío, tener al amor de su vida y no poder compartirla. A Jose le diagnosticaron un cáncer de páncreas y se marchó sin poderse despedir de Fali. Esto ya lo hundió y dejó de venir a Córdoba. Lo sabíamos muy poca gente, tal vez tus padres, mi marido y yo. Tus padres fueron muy comprensivos desde el principio y facilitaban sus encuentros.


-Reyes ¿ por eso pasábamos tanto tiempo en tu casa ?


-Por eso - el pelirrojo abrazó a  la anciana como nunca lo había abrazado. Encarna estaba muy afectada por la historia, nunca pudo entender que dos personas que se quieran no lo puedan vivir  con normalidad. El reloj del comedor rompió el momento con once campanadas y les recordó que tenían que salir a las doce camino a Zaragoza. Antes de marchar Encarna llamó a Rosario, no se atrevían a dejar así a Reyes. En diez minutos llegó a casa de su madre. 


Sergio envió un mensaje.


-Estoy abajo - se abrazaron con sus amigas y prometieron en verse pronto, Sergio les colocó el equipaje en el maletero. 


-Sergio ¿Cómo fue ayer con Chen?


-Super bien, esta tarde iré a la inauguración, vosotros hacéis mala cara. ¿Todo bien?


-Es que nos ha dado mucha pena despedirnos de Reyes y Rosario.  


Al llegar a la estación se bajaron rápidamente y se despidieron del mecánico -Nos llamamos.


En poco tiempo llegarían a Zaragoza.


Si te gusta el relato dale al like de abajo.


Sigue la historia desde aquí