Licor de whisky (Receta día del padre)

#Bebidas 19 marzo 2021

 Foto Driks & co


En el asiento de al lado de la pareja había una señora muy conversadora. No les vino mal, después del susto con Reyes les venía bien tener una conversación diferente, pero con moderación.


Encarna estaba encantada con la visita. Le abrió su particular baúl de los recuerdos. Recordó los veranos en Murcia en el pueblo de su padre y la copita de licor de whisky que este se tomaba allí.


-Mario, ¿tu sabes hacer licor de whisky con la Thermomix® ?


-Por supuesto, mira se necesita:



  • una lata pequeña de leche condensada

  • una lata de leche evaporada

  • 4 yemas de huevo

  • 1 pellizco de sal

  • una cucharada rasa de cacao puro

  • una cucharadita de café soluble

  • 100 g de whisky


Pones todos los ingredientes en el Thermomix® y programamos 5 minutos a 50º de temperatura y velocidad 2. Y luego 5 segundos a velocidad 4.


-Pues es fácil de hacer. ¿Te apetece tomar algo?


Mario se levantó y ambos se dirigieron hacia el vagón restaurante. Al instante la señora de al lado aparecía por la puerta.


-¿Os sabe malo que os acompañe? Así podemos tener una charradica, que se me hace muy pesao el viaje. Hacéis una parejica muy maja. ¿Venís de viaje de novios o todavía estáis festejando?


A Mario estas cosa le parecían muy divertidas y le siguió dando conversación.


- Somos pareja, pero de baile. Ella está casada y yo soy un amigo de su marido -Encarna no podía aguantarse la risa.


- ¡Que liberal tu marido! Que modernidades hoy en día.


Encarna intentó seguir la conversación - ¿y usted de donde viene? 


-Pues tengo un hijo en Fernan-Nuñez. Es un pueblo. Cuando me dijo eso me asusté, pensaba que estaba viviendo con un hombre, pero resulta que es un pueblo que se llama así. Es ingeniero agrónomo y allí está con los olivos. Que me hizo gracia, yo me llamo Oliva ¡y mira por donde el trabaja con olivos! - dijo riendo.


-Yo de pequeño tenía un amigo en Canet y su madre también se llamaba Oliva - dijo Mario.


-En mi pueblo hay muchas, no ves que la patrona es la virgen de la Oliva. Soy de Ejea de los Caballeros y ahora cuando llegue a las Delicias me subiré en el autobús y a la tarde en casa.


La megafonía del tren empezó anunciar - Próxima parada Zaragoza Delicias.


Fueron a recoger sus pertenencias. El tren abrió las puertas y en el mismo andén se despidieron. La pareja subió a la estación y buscaron una cafetería. Comieron el pan y el resto de cosas que traían. El camarero les trajo un par de cervezas. Tenían que esperar una llamada.


Si te gusta el relato dale al link de esta página


Sigue el relato desde aquí