Zumo integral de mango, naranja y fresa

#Bebidas 14 mayo 2021


Foto: El Español


Como cada mañana Alfons se levantó a las cinco y media. Poco a poco fue despertándose y preparándose para ir a trabajar. Estaba preocupado por la lechuza, pero a esas horas no podía subir. Sería Joan el que se encargaría de llamar al centro de recuperación de fauna salvaje. Aun se preguntaba cómo podía haber ido a parar allí. Antes de marchar se acercó a Joan, como cada mañana se dieron un abrazo y un beso de buenos días.


En casa de Maica también habían amanecido antes de lo normal, la pequeña Eva estaba muy excitada pensando en visitar el observatorio. A las siete ya estaban las dos en pie. Ya tenía preparada la pequeña mochila con dos cajitas con galletas. Unas con las que repartiría entre sus compañeros y otra que le llevaría a Alfons. A parte llevaba una pequeña fiambrera con algunas nueces peladas. Solo le faltaba el zumo.


A Eva le encantaba buscar en Cookidoo. Puso en el navegador la palabra "zanahoria" y después en los filtros "bebida" y eligió el  zumo integral de mango, naranja y fresa.  Maica se lo preparó en un momento. 


Puso en el vaso del Thermomix® medio limón pelado,  sin nada de parte blanca ni pepitas, 2 naranjas peladas  igualmente sin nada de parte blanca ni pepitas, un mango pelado y sin hueso, 200 g de fresas lavadas y sin hojas, 100 g de azúcar, 12 cubitos de hielo y  100 g de agua y trituró durante un minuto y medio a velocidad progresiva del 5 al 10. Puso una cantidad en la botella de Eva y el resto en un vaso y se lo tomó. 


Como cada día salieron de casa alrededor de las ocho cuarenta y cinco. Desde la esquina del colegio ya se veía al resto de compañeras llegando a la puerta del centro escolar. El autobús tenía las puertas abiertas y las profesoras invitaban a los alumnos a ir subiendo y a los padres a dejarlos marchar. Maica llegaba tarde al trabajo, así que agradeció el gesto. Se acercó a la parada de bus a esperar el que la llevaría a su trabajo. Tuvo la suerte de encontrar un banco vacío y aprovechó para agradecerle a Alfons la visita. Hoy le llegarían los resultados de la analítica de Eva. Con la genética de su padre no estaba muy tranquila.


Si te gustó el relato dale al like de esta página.


Sigue el relato clicando aquí