CONEJO GUISADO

#Carnes y aves 10 julio 2019

Esta receta de conejo guisado es ideal para tomar después del ejercicio por su alto contenido en proteínas de elevado valor biológico, y un aporte perfecto de grasas monoinsaturadas procedentes del aceite de oliva virgen extra. Importantes estas últimas para el correcto funcionamiento del organismo también durante el ejercicio, ya que sin las grasas sería imposible absorber y movilizar vitaminas liposolubles como A, D, E y K, indispensables para una correcta función hormonal.




INGREDIENTES


200 g de cebolla en cuartos


70 g de aceite de oliva virgen extra


1 rebanada de pan del día anterior


1 conejo entero en trozos (1000-1200 g)


4 pellizcos de sal


4 pellizcos de pimienta negra recién molida


2 dientes de ajo


½ cucharadita de pimentón picante


2 ramitas de perejil fresco


200 g de vino blanco


1 hoja de laurel seca


1 pellizco de romero seco desmenuzado


PREPARACION


Ponga en el vaso la cebolla y trocee 3 seg/vel 5.
 
Caliente el aceite en una sartén, fría la rebanada de pan, retire y reserve. En el mismo aceite, fría los trozos de conejo espolvoreados con 2 pellizcos de sal y 2 pellizcos de pimienta hasta que estén dorados. Añada la cebolla del vaso y dórela durante aprox. 1 minuto. Reserve.  Ponga en el vaso la rebanada de pan frito, los ajos, el pimentón y el perejil y triture 5 seg/vel 7. Añada el conejo frito con la cebolla, el vino blanco, el laurel, el romero, 2 pellizcos de sal y 2 pellizcos de pimienta. Programe 15min/100°C/giro a la izquierda/vel cuchara. Vierta en una cazuela y sirva muy caliente.


Esta receta es algo escasa en hidratos de carbono, por lo que siempre se recomendaría acompañarla de pan o pasta, arroz, etc. y fruta fresca de postre para conseguir un plus de vitaminas hidrosolubles.