CARAMELOS DE VERDURA Y QUESO

#Alimentación infantil 23 septiembre 2019

Aunque se llamen "caramelos", son un picoteo que aporta, a diferencia de los comerciales, muy pocos azúcares o grasas saturadas.


Es recomendable que el niño, solo cuando haya aprendido a masticar totalmente, tome alimentos como este con la mano dentro de su dieta (cuidado con la temperatura).




INGREDIENTES


60 g de queso manchego tierno


40 g de puerro (solo la parte blanca) en rodajas


150 g de berenjena pelada, en trozos


100 g de calabacín pelado, en trozos


25 g de aceite de oliva


1 pellizco de pimienta molida


60 g de queso cremoso (tipo Philadelphia®)


1 paquete de obleas de masa para empanadillas (de 160 g)


500 g de aceite para freír


PREPARACION


Ponga el queso manchego en el vaso y ralle 6 seg/vel 5. Retire a un bol y reserve.
Ponga el puerro en el vaso y trocee 3 seg/vel 5. Añada la berenjena, el calabacín, el aceitel y la pimienta. Trocee 4 seg/vel 4 y sofría 12 min/120°C/giro a la izquierda/vel 1. Incorpore el queso cremoso y el queso reservado y mezcle 15 seg/giro a la izquierda/vel 2.5. Retire del vaso y deje enfriar (aprox. 30 minutos). Coloque 1 cucharadita de relleno en un tercio de la empanadilla (no en el centro), enrolle y apriete los extremos para darle forma de caramelo. Póngalo en una bandeja, sobre el mismo papel de la oblea, y forme el resto de caramelos. Caliente el aceite en un cazo hondo y fría los caramelos de verdura. Póngalos sobre papel de cocina. Coloque en una fuente o plato y sirva.


Si no quiere consumirlos todos, puede congelarlos sin freírlos en una bandeja y, una vez congelados, ponerlos en una bolsa de plástico.