AZUCAR AVAINILLADO

#Técnicas básicas 29 octubre 2019

El azúcar avainillado es muy utilizado en la elaboración de bizcochos, magdalenas, flanes y siempre que algún plato aprecie un sabor dulce avainillado, incluso para endulzar un café. Aporta ese aroma y sabor que, no sabemos por qué, muchas veces recuerda a la infancia, cuando saboreamos la vainilla nuestro semblante  no tarda en dar muestras de ello. Pero a lo que íbamos, el azúcar con vainilla, tan recurrido en nuestra cocina dulce, lo podemos hacer en casa en lugar de comprar esos pequeños sobres o frasquitos que duran un suspiro, además sale mucho más económico.
Hacer azúcar avainillado es muy fácil, seguro que muchos de vosotros ya lo hacéis. A la vez que hacemos el azúcar avainillado preparamos un azúcar glas o glasé que también nos viene muy bien para distintos postres, esto no es más que azúcar molido o pulverizado.




INGREDIENTES


1 vaina de vainilla cortada en trozos


200 g de azúcar


PREPARACION


En un tarro hermético ponga los trozos de vainilla y el azúcar . Cierre el tarro y agítelo para mezclar la vainilla con el azúcar. Deje secar durante 2-3 días.
Vierta el contenido del tarro en el vaso y pulverice 20 seg/vel 10. Utilice el azúcar de vainilla a su conveniencia o vierta de nuevo en el tarro, ciérrelo y conserve en un lugar seco. 


Versión rápida: Omita secar las vainas de vainilla durante 2-3 días. Ponga las vainas directamente con el azúcar en el vaso y pulverice 1 min/vel 10. Este azúcar de vainilla sera muy aromático pero puede tender a apelmazarse ligeramente.