kombucha

#Bebidas 30 mayo 2021



La última tendencia en infusiones es la kombucha, una bebida fermentada con propiedades probióticas que, con sus pequeñas burbujas, constituye una alternativa 100% natural a los refrescos tradicionales.


La Kombucha es muy beneficiosa por su alto contenido de vitaminas, sobre todo vitaminas del grupo B, por sus propiedades probióticas y porque facilita la digestión, entre otros beneficios para la salud intestinal y la salud en general.


Prepararla con la ayuda de nuestra Thermomix® es muy fácil! la tenéis de forma guiada en la plataforma de Cookidoo Mexico, aunque yo lo modifico un poco.


La kombucha se elabora con la mezcla de un té – preferiblemente té verde o negro– y un cultivo simbiótico de levaduras y bacterias beneficiosas conocido como SCOBY (siglas en inglés de Colonia Simbiótica de Bacterias y Levaduras) u hongo kombucha, que tiene forma de torta gelatinosa, y es capaz de transformar los polifenoles del té en otros compuestos orgánicos que evitan que se desarrollen otros microorganismos. La peculiaridad de esta combinación es que hay que dejarla fermentar entre siete y 14 días, periodo tras el cual se transforma en una bebida refrescante con alguna que otra burbuja, y algo ácida. También se pueden obtener sabores diferentes si se añaden frutas naturales tras el proceso de fermentado, que sería la segunda fermentación.


Scoby significa "cultivo simbiótico de bacterias y levaduras", que fermenta té y azúcar. Es esencial para producir kombucha y se puede encontrar fácilmente tanto, la gente que ya elabora kombucha lo suele regalar o en tiendas especializadas también lo podéis encontrar.


El Scoby es esencial para producir kombucha.


Utiliza siempre un recipiente de vidrio. Si el Scoby entra en contacto con el metal, puede morir, por lo que es mejor no usar cucharas o herramientas de metal. Asegúrate siempre de manipular el Scoby con las manos limpias.


Después de 10-12 días, si no quiere hacer más kombucha, coloque el Scoby en un recipiente hermético cubierto con agua y 2-3 cucharadas de azúcar. Almacene en el refrigerador hasta por 3-4 semanas.


Si el kombucha no se consume inmediatamente, transfiérela a frascos o botellas de vidrio, séllala y guárdala en refrigeración. Ten en cuenta que, en este punto, comenzará la segunda fermentación, y si lo queremos saborizar tendremos que añadir en la botella antes de agregar la kombucha la fruta, zumos naturales, fruta congelada, especias, flores comestibles o aquello que le queramos agregar. Ten cuidado de no dejar que fermente demasiado sin abrir las botellas, ya que existe el riesgo de que explote debido al dióxido de carbono producido.


Puedes usar té negro, té verde, té blanco u otros tés (pero no Earl Grey, ya que los aceites esenciales que contiene podrían interrumpir el proceso de fermentación).


Ingredientes


2000 g  (2 litros) de agua filtrada o embotellada


7 - 8 cucharaditas de té negro o bolsitas 


200 g de azúcar morena


un scoby y el liquido con el que viene.


Preparación


Coloque en el vaso el agua y hierva 8 min/100°C/vel 2.


Añada las hojas de té negro a través del bocal y déjelas reposar (aprox. 2-3 minutos). Cuele a través de un colador de malla fina en un tazón.


Coloque en el vaso el té colado y el azúcar, mezcle 30 seg/vel 3. Transfiera a un frasco de cristal grande, añade un litro y medio de agua a temperatura ambiente   y deje enfriar antes de añadir el scoby.


Coloque el scoby y el liquido iniciador con el que venía  en el frasco de cristal y cubra con una gasa o un trozo de tela sujeto con una goma. Deje reposar (entre 10 o 12 días), se puede ir probando con una pajita para ver si está a vuestro gusto, no tiene que saber ni dulce ni avinagrado, un punto medio. Una vez listo separa un par de tazas de la parte de arriba y ponlo en un frasco de cristal  y saca el scoby del bote grande y lo guardas junto a ese liquido, cubierto también con una gasa y una goma, esto nos servirá para hacer una nueva kombucha.


Colamos el resto de kombucha a través de un colador de malla fina. Sirve a temperatura ambiente o frío. Ya tendríamos nuestra kombucha si la queremos tomar tal cual, si os gusta más saborizada, rellenaremos las botellas de cristal que usemos con lo que queramos y rellenaremos con la kombucha reservada, dejaremos una segunda fermentación de 2 a 3 días y luego guardaremos las botellas en la nevera . Haré un segundo post explicando bien como hacer esta segunda fermentación.


Si tenéis dudas me podéis contactad y estaré encantada de ayudaros!  Parece complicado pero es muy fácil! es sólo animarse a probarlo de hacer!