BRIOCHE

#Masas, panes y repostería 16 diciembre 2020




Este brioche es el desayuno preferido en mi casa los fines de semana. Con el café con leche o con una loncha de jamón de York, está delicioso. Esponjoso, suave y, la verdad, nada dulce. Como siempre digo, el misterio de este tipo de masas es tener paciencia de panadero. Paso a paso y sin prisa, que doble volumen durante en primer amasado y que vuelva a doblar volumen en el paso final. Yo acostumbro a pincelar con huevo justo antes de introducirlo en el horno con mucho cuidado para que no se baje la masa.


¡El aroma que inunda la casa durante el horneado es increíble! 


Ingredientes


100 g de leche 


50 g de fructosa


1 cucharadita de miel


50 g de mantequilla en trozos (y algo más para el molde)


1 huevo batido


15 g de levadura prensada fresca 


250 g de harina de fuerza 


1 pellizcos de sal


Preparación 


Ponga en el vaso la leche, el azúcar, la miel y la mantequilla y mezcle 1 min 30 seg/37°C/vel 2.


Añada la mitad del huevo batido huevo y la levadura y mezcle 10 seg/vel 3.


Agregue la harina y la sal y mezcle 15 seg/vel 6. Después, amase 2 min/espiga. Deje reposar en el vaso hasta que doble su volumen (aprox. 30-40 minutos).


Con la espátula, baje la masa hacia el fondo del vaso y amase 1 min/espiga. Retire la masa del vaso y póngala en el molde desmontable ocupando toda la superficie. Deje reposar durante aprox. 1 hora cubierto con un paño hasta que doblen su volumen.


Pincelar con el medio huevo batido reservado.


Precaliente el horno a 180°C.


Hornee el brioche durante 25-30 minutos (180°C). Retire del horno, deje templar y sirva.