Bizcochito de chocolate con núcleo líquido de avellanas (tipo "coulant").

#Postres y dulces 27 junio 2018

BIZCOCHITO DE CHOCOLATE con NÚCLEO LÍQUIDO DE AVELLANAS (tipo "coulant")


NÚCLEOS de AVELLANA: (es el interior líquido)


Hacer un praliné casero de avellanas: en una sartén, deshacer 80 grs de azúcar con un poco de agua (1 cucharadita).


En cuanto empiece a hervir, echamos 125 grs de avellanas tostadas sin piel. Es normal que el azúcar se escarche alrededor de las avellanas, y seguimos moviendo las avellanas durante unos 20 minutos a fuego medio-bajo, hasta que caramelice el azúcar.


Dejamos las avellanas en una bandeja (en 1 capa) sobre papel de hornear. Las dejamos enfriar totalmente. Trituramos con la Thermomix® , unos 3 minutos hasta que se haga una pasta de avellana y caramelo.


En el vaso de la Thermomix® , pesamos 100 grs del praliné y mezclamos con 50 grs de mantequilla pomada: 1 minuto a velocidad 2 (repetir si no ha quedado bien mezclado). Dosificamos en moldecitos pequeños y congelamos. Hay que pensar que una vez estén congelados pondremos este núcleo dentro del bizcocho (para que calculéis el tamaño): sirven los moldecitos pequeños de silicona para bombones. 




MASA BIZCOCHO


220 grs chocolate cobertura negro


100 grs mantequilla


80 grs harina


80 grs polvo de avellana


4 yemas de huevo


4 claras de huevo


160 grs azúcar



1 - Montamos 4 claras de huevo a punto de nieve con 160 gramos de azúcar: ponemos la mariposa y colocamos los ingredienes en el vaso bien limpio. Programamos 10 minutos a velocidad 3.5. Reservamos en otro recipiente y lavamos ligeramente el vaso para seguir con la receta.


2 - Colcamos 220 gramos de chocolate en el vaso y trituramos a velocidad 6 unos 30 segundos. Calentamos 6 minutos a 60ºC para que se funda, a velocidad 2. Añadimo 100 gramos de mantequilla a temperatura ambiente y mezclamos 1 minuto a velocidad 2.


3 - Añadimos las yemas (4), el polvo de avellana (80 gramos), la harina (80 gramos) y mezclamos bien todo, durante unos 45 segundos a velocidad 3.


4 - Fuera del vaso y con delicadeza incorporamos las claras montadas a la mezcla anterior, con cuidado que no se baje la preparación (pues no lleva levadura y son las claras montadas las que darán esponjosidad al bizcocho).


5 - Dosificamos (con ayuda de una manga pastelera o con una cucharita) en moldecitos tipo de flan previamente camisados con mantequilla y un poco de harina: llenar hasta la mitad, congelar unos minutos que coja consistencia. Después, colocar un núcleo de avellana congelado y seguir llenando hasta el arriba. Reservamos en congelador hasta el momento de su cocción.


Hornear los bizcochos durante 15-20 minutos a 180ºC. Si tenemos termómetro, el interior debería estar a 93ºC (temperatura a la que la harina ya está cocida). Se puede esperar unos minutos antesde desmoldarlos en el plato.