Paté de berenjena (Baba ganush) - Líbano

#Aperitivos, entrantes y tapas 27 mayo 2021

Foto: Cocina Fácil.


Chen se quedó confusa, no podía interpretar lo que estaba viendo.¿ Era una broma de Sergio o le quería decir algo más? Él se sentó junto a ella y tomó sus manos entre las suyas mientras esbozaba una leve sonrisa.


- Verás, hace tiempo que quería compartir este secreto contigo - de pronto sonó el teléfono de Chen.


- Perdona. ¿Dígame? - se hizo una pausa - De acuerdo, ahora mismo. Me llama la secretaria de la galería de Córdoba, he de ira ahora mismo a enviar un burofax. Luego hablamos- Chen besó en la mejilla a Sergio y salió corriendo. 


Sergio se quedó sentado e inmóvil, se sentía ridículo después de haber sacado todas sus fuerzas para poder contarle a alguien lo que sentía. Ahora se veía como un mamarracho pintarrajeado y vestido de esa guisa. 


Por su parte Chen fue directamente al obrador de Mario, no tenía ni idea de donde estaba la oficina de correos. Al llegar al obrador estaba toda la mesa llena de berenjenas y Mario ataviado como si fuera a entrar en un laboratorio. 


- Hola Chen. ¿Qué haces aquí? 


-Buenos días, necesito que me digas donde está la oficina de correos.


-Pues es fácil, en esta misma calle en la acera de la izquierda, tres calles más allá. ¿Estas bien? Te veo rara.


- Ya hablaremos, ahora tengo prisa, gracias Mario - él se quedo haciendo pruebas de nuevos patés, en esta ocasión Paté de berenjena (Baba ganush)  


Precalentó el horno 200°C. y forró una bandeja de horno con papel de hornear. Cortó 2 berenjenas por la mitad longitudinalmente y con un cuchillo hizo varios cortes en la carne. Las colocó en la bandeja de horno preparada. Las fué  girando de vez en cuando durante los 30 minutos  de cocción. Al acabar las sacó del horno y deje que se enfriaran durante otros 30 minutos.


Puso en el vaso cinco hojas de  menta y 10 g de perejil y picó 5 segundos a velocidad 7. Con la espátula, bajo las hierbas hacia el fondo del vaso y troceó 5 segundos a velocidad 5.


Añadió 20 g de zumo de limón, las berenjenas peladas, 2 cucharadas de yogur natural, 20 g de aceite de oliva, 2 cucharadas de tahini que previamente había preparado, un diente de ajo, y sal y trituró 2 minutos a velocidad 6. Ya lo tenía listo para embotar y meter en el autoclave. 


Cuando acabó miró el móvil. Tenía más de catorce mensajes, entre ellos uno de Sergio, preguntando si podía bajar y otro de una carnicería de un pueblo de Zaragoza que quería informarse de sus productos.


Si te ha gustado dale al like de esta página.


Sigue el relato clicando aquí