Pizza de masa fina con pollo a l'ast y salsa pesto con Thermomix®

#Masas, panes y repostería 21 febrero 2021




Pizza de masa fina con pollo a l'ast y salsa pesto con Thermomix®


El otro día hicimos una clase de pizzas en la delegación (vía ZOOM). Todo el mundo hace pizzas, sino habitualmente, si de vez en cuando. Todo el mundo tiene su favorita y para ésta clase yo quise poner una de MIS preferidas. Nunca antes la había compartido y de repente desvelando mis secretos a 100 personas!! Jajaja y lo que me gusta! Compartir los platillos que nos enamoran es un placer. Si alguien la hace y me dice.."He hecho tu receta, y nos ha encantado" me encanta así que os animo a darme un like en la receta/a enviarme un mensaje o lo más, una foto por privado.


Un día por accidente, tenía restos de pollo en la nevera y poca cosa que poner a la pizza del sábado noche. Cuando vi el pollo en la nevera dije: seguro que queda bien! así que lo deshuesé y a la pizza..pensé que a lo mejor quedaba un poco seco (eran pechugas) y pensé en el botecito de salsa pesto que me soluciona tantos platos. Pesto en una pizza? Tenía que quedar rico a la fuerza. Queso, tomate, orégano,..Y al horno!


Lo que no me podía imaginar era lo espectacular y especial de la combinación..y los segundos que tardé en decidir que se había convertido en una receta imprescindible de mi casa. 


Vamos! Tardo más en explicar cómo se hace que en hacerla ya que, en 25 minutos la podéis tener en el horno y con 15 minutos más en la mesa!!


Si queréis hacer la masa guiada yo cojo de guía la Pizza con mermelada picante de fresas, jamón y rúcula. De igual forma podéis hacer la salsa pesto si no la tenéis preparada, de forma guiada.


Ingredientes


Masa


160 g de agua


10 g de levadura prensada fresca


10 g de azúcar


250 g de harina de fuerza


½ cucharadita de sal


Relleno


1/4-1/2 pollo a l'ast (o en adobo)


Tomate frito casero


Queso variado


Orégano


Aceitunas negras


Salsa pesto


80 g de queso parmesano cortado en trozos


30 g de piñones


1 diente de ajo (opcional)


80 g de hojas de albahaca frescas


150 g de aceite de oliva virgen extra


½ cucharadita de sal


Preparación


Antes que nada, con el vaso limpio y seco vamos a rallar el queso para nuestra pizza. Podemos utilizar el queso que queramos, o la mezcla de quesos que queramos. Si es un queso blando poner un rato en el congelador para que coja consistencia.


1-Rallar el queso que queramos al grosor que queramos. Yo de normal pongo los tacos de queso dentro del Thermomix® y le doy un par de golpes de Turbo de 1 segundo. Si queremos que nos quede más pequeño, repetir el paso.


Sin lavar el vaso, procedemos a hacer la salsa pesto:


Salsa Pesto


1-Ponga el queso parmesano en el vaso y ralle 15 seg/vel 10.


2-Añada los piñones, el ajo, la albahaca, el aceite y la sal y triture 20 seg/vel 7.


Reservamos la salsa en un recipiente de cristal y seguimos con el troceado del pollo.


Troceado del pollo


Si éste pollo sólo se va a utilizar para esta pizza lo podemos trocear sin necesidad de lavar el vaso. D ésta manera nos quedará aun más rico saborizándose del pesto restante en el vaso.


Lo troceamos, introduciéndolo en el vaso y de igual manera que con el queso, un par de golpes de Turbo a velocidad 1. Reservamos.


Masa


Sin lavar el vaso, seguimos las indicaciones de la receta.


1-Ponga en el vaso el agua, la levadura y el azúcar y caliente 2 min/37°C/vel 2.


2-Añada la harina y la sal e inicie 2 min/velocidad espiga.


Ésta masa veréis que es más pegajosa que la masa básica de pizza, yo os recomiendo que os pongáis un chorrito de aceite en las manos  para manipularla. Personalmente como tiene muy poco rato de levado, la pongo a reposar encima de la base donde la voy a hornear directamente hecha una bolita. Encima coloco un bol para que mantenga la temperatura conseguida con el Thermomix® y haga un correcto levado. También de ésa manera ahorramos el uso de plástico innecesario para tapar el bol ;-)


Mientras nuestra masa reposa un poco limpiamos el Thermomix® y ponemos nuestro horno a 250 ºC. Vamos a hornear nuestra pizza en la parte baja del horno, así que no es necesario grill ni nada parecido. Sólo la parte de abajo.


Montaje


1-Pasado el tiempo, nos ponemos de nuevo un poco de aceite en las manos y estiramos la masa con los dedos. Es una masa muy fácil de trabajar, blandita y agradecida. La estiramos muy fina sobre toda la extensión de la bandeja del horno.


2-Cubrimos la base con tomate frito casero (o natural según gustos). Hornear 7 minutos en la parte baja del horno.


3-Una vez conseguida la cocción de la base de pizza, sin quemarnos, proseguimos con el montaje. Cubrimos la superficie con pollo troceado, repartimos al gusto, unas cucharaditas de salsa pesto por encima, Cubrimos de queso rallado y le colocamos unas aceitunitas negras por encima. Espolvoreamos con orégano.


4-Horneamos ya la pizza completa, 7 minutos más o hasat que esté bien doradita.


Queda una pizza delgada y crujiente y con pollo y pesto es mi propuesta. Estos dos sabores fuertes de entrada hacen una combinación perfecta y sorprendente que no os va a defraudar.


Espero que os animéis a probarla, seguro que os va a encantar. Como siempre las pizzas las podéis hacer de lo que queráis y así probando nuevas variedades es como a veces se descubren combinaciones tan disparatadas y deliciosas como esta.


Un abrazo,


Esthermomix ;-)