Tarta de queso estilo "La Viña" con Thermomix®

#Postres y dulces 27 mayo 2020

Hola,


Cómo me gustan las tartas de queso! La normal (en mi blog como tarta de queso al horno) la japonesa, la new york cheese cake, ..Me encantan. Mi preferida sin dudarlo, aunque un poco calórica, porqué no decirlo, la tarta estilo la Viña.


Porque "la Viña"? el nombre y la fama viene de un restaurante vasco ubicado en San Sebastián. Su tarta de queso tiene fama por todos lados por la altura que coge, por el sabor que tiene y porqué no, por la pintaza que en cuanto la ves le quieres dar un bocado.


La receta, por suerte para nosotros, está guiada en cookidoo, así que a cocinar!


En la foto que os dejo he hecho la mitad de la receta y a pesar de todo, no sé si se aprecia pero ha quedado enorme..la llego hacer entera..jajaja






Ingredientes


1000 g de queso cremoso


500 g de nata (35% de grasa)


5 huevos L


o bien 6 huevos M


350 g de azúcar


30 g de harina


o bien 30 g de maicena


100 g de miel


o bien 100 g de mermelada


Preparación


Precaliente el horno a 200ºC con calor arriba y abajo. Moje y escurra una lámina de papel de hornear de aprox. 40x40 cm y forre un molde desmontable de Ø 24-26 cm (al ser una preparación líquida es necesario que el papel la recoja para que no se salga).


Es una tarta que en el horno sube lo impensable con lo que si no tenéis un molde muy alto, es recomendable poner papel de hornear por los laterales de manera que sobresalga de la altura del molde, por si ésta no fuera suficiente, el papel ayudara a que no se desborde. Para los incrédulos..hacedla una vez y ver lo que pasa sin papel, jajaja.. La altura que coge en el horno luego baja de golpe al sacarla de él por eso quedan esos pliegues que la hacen tan apetecible y rústica.


La receta es tan sencilla como, poner en el vaso el queso cremoso, la nata, los huevos, el azúcar y la harina y mezclar 30 seg/vel 5.


Verter la mezcla en el molde preparado y hornear 50-60 minutos (200°C) hasta que la superficie esté dorada.


Es importante verificar pinchando si está perfecta de cocción. Si la aguja o palillo con la que pinchemos sale limpio ya está aunque del centro parezca que le falta. Dejar templar dentro del horno con la puerta entreabierta.


Retirar del horno, desmoldar y servir a temperatura ambiente, regada con miel, mermelada u otro topping al gusto.


Es una tarta espectacular, a veces los ingredientes, por calóricos,  nos pueden hacer tirar para atrás pero, el resultado vale mucho la pena!


Un abrazo,


Esthermomix ;-)