Concentrado de caldo de verduras (Vida nueva)

#Técnicas básicas 29 diciembre 2020

 Sonia hacía poco que tenia Thermomix® . Era un TM5 de los últimos que salieron al mercado. Estaba fascinada con su robot, aunque sabía que el nuevo modelo era mucho mejor. La compra del Thermomix® fue una apuesta en su nueva vida. Estaba cansada de no disponer de tiempo para cocinar, de comer siempre lo mismo y de acabar haciendo fritos en cualquier momento. Con su nueva máquina podía hacer infinidad de cosas que se incorporan a su universo gastronómico. Hace poco averiguó que podía elaborar sus propios concentrado de caldo, de momento ya había hecho de pescado y de pollo. Hoy haría de verduras. 


Cerca de casa, en dirección a Pineda vive  un señor que tiene un fantástico huerto. Hay días que sale más temprano del trabajo y se acerca hacia el huerto del señor Miquel. En invierno eran las escarolas, alcachofas y coles lo que inundaba todo el terreno, pero en verano era un verdadero vergel. Miquel te daba un pequeño cesto y te decía por que zona estaban las verduras más aptas para recoger.


Sonia metió un apio en el cesto, también zanahoria, calabacín, una sarta de tomates de los de untar en el pan, unas cuantas cabezas de ajo, cebollas de Figueras y no pudo resistirse a una manzanas camuesas. Los padres de Miquel eran oriundos de Carcabuey, Córdoba y en uno de los viajes que hicieron a Andalucía trajeron un cesto con estas joyas. Parece ser que alguna de las semillas que cayeron al suelo agarraron y aparecieron  unas pequeñas ramas de lo que en unos años sería un pequeño bosque de esos manzanos. A Sonia comer una de esas frutas le transportaban a su niñez. Su abuelo también las compraba cuando tenía posibilidad de ir al mercado de Santa Catalina.


En ocasiones un olor o un sabor te transportan a momentos vividos en tu niñez. Se despidió de Miquel y subió a la bicicleta. La dejó encerrada en la pequeña habitación que había junto a su plaza de parquin. Era poco peso, así que subió andando. Al llegar a casa, colocó cada cosa en su sitio, tomó dos camuesas y las metió en su armario. Antes de tomar asiento y tomarse una merecida cerveza, empezó a preparar el concentrado de caldo de verduras. No tenía parmesano, pero si tenía un magnifico queso de Mahón que le vino como anillo al dedo. Sacó una botella con dos dedos de vino de Rueda que también le serviría para la receta. Dejó al Thermomix® trabajando y se sentó en la galería. Tenía que ordenar el armario y mirar de quedar con Rosa. Eran extraños los sentimiento que afloraban en ella cuando pensaba en esa mujer.


-Me encanta esta cerveza.


Concentrado de caldo de verduras: https://cookidoo.es/recipes/recipe/es-ES/r55143


Si quieres seguir la historia: https://thermomix-barcelona.es/juan-de-haro-navarro/sopas-y-cremas/sopa-minestrone-el-pelirrojo/