Sardinas a la sal, sin olor

#Pescados y mariscos 28 junio 2018

Cuantas veces no hacemos sardinas por el olor que dejan en la cocina y en el resto de la casa. El Varoma nos da la posibilidad de disfrutarlas sin el inconveniente de los olores.


Es importante tener en cuenta, que no más acabar la cocción se han de sacar la sardinas de la sal, en caso contrario, el calor residual de la sal, nos cocería demasiado el pescado, dejándolo seco.


Sardinas a la sal


Para 4 personas



  • 1 ramillete de perejil fresco (solo las hojas)

  • 150 g de aceite de oliva virgen extra suave

  • el zumo ½ limón

  • 700 g de agua para el vapor

  • 500 g de patatas de guarnición lavadas con piel

  • 2.000 g de sal gorda

  • 1.000 g de sardinas enteras con cabeza, escamas y tripa


Preparación


1. Trituramos el perejil 7 segundos a velocidad 6


2. Añadimos el aceite y programamos 3 minutos a 70 º velocidad 4. Agregamos el zumo, retiramos del vaso y reservamos.


3. Pon el agua en el vaso e introduce el cestillo con las patatas enteras y programa 15 minutos Varoma velocidad 1


4. Mientras tanto, colocamos el recipiente Varoma sobre la tapa, para que al poner la sal se pueda salir por los orificios. Cubrimos el fondo con sal gorda y encima una capa de sardinas, dejando espacio entre ellas. Las cubrimos con sal y repetimos la operación con las sardinas, acabando con una cubierta de sal. Quitamos el cubilete y situamos el recipiente Varoma en su posición. Programando 12 minutos, Varoma, velocidad 1.


5. Retiramos la sal y vamos colocando las sardinas en una fuente, junto con las patatas. Regamos con el aceite de perejil.