Thermomix® Barcelona

Joan De Haro Navarro

<p>Mi nombre es Joan, soy un enamorado de la cocina en todas sus vertientes. Mi formación es de educador  social, pero para mi, trabajar en Thermomix® es un sueño. Puedo ayudarte con tus dudas. Mi blogosfera quiero que sea espacio dinámico y con la participación de mis clientes. Desde hace un  tiempo he decidido ir haciendo un relato donde enmarcar las recetas. Te invito a seguirlos. </p>

Mi nombre es Joan, soy un enamorado de la cocina en todas sus vertientes. Mi formación es de educador  social, pero para mi, trabajar en Thermomix® es un sueño. Puedo ayudarte con tus dudas. Mi blogosfera quiero que sea espacio dinámico y con la participación de mis clientes. Desde hace un  tiempo he decidido ir haciendo un relato donde enmarcar las recetas. Te invito a seguirlos. 

Turrón de chocolate y kikos. (Olor a cloro)

23 diciembre 2020
23 diciembre 2020
Categoría:


Maica, Sori y Joan tomaron asiento en las gradas de la piscina. No querían estar muy cerca, pues esto les dificultaría la visión general y evitaría algún que otro remojón. Los primeros participantes empezaron a ubicarse delante de cada calle. A Alfons le tocó en la tercera. Realmente, cuando competía de niño era una calle que le traía suerte. No se podía decir que era de los mejores en su época, pero se había traído a casa más de una docena de medallas. La verdad es que él no le daba importancia, pues lo que le motivaba era nadar. Aún hoy al pasar por un lugar que huela a cloro le emerge una sonrisa a los labios.


La calle quinta estaba ocupada por un viejo conocido. Era hijo de uno de los profesores del instituto donde estudiaba y tenía muy mal perder. Lo que suponía momentos tensos entre los competidores, pues de manera injusta a alguno de ellos se le había desposeído del puesto que realmente ocupaba por el capricho del niño.


Realmente a Alfons poco le importaba el triunfo y si su compromiso con la reparación de la torre. Alzó la vista hacia las gradas con la esperanza de ver a los suyos, pero al no llevar las gafas resultó complicado. Le llamó la atención el gentío que ocupaba el espacio. Eso redundaría en la buena causa por la que hoy se reunían.


-A ver si empieza pronto. Dijo Maica. A medio día esperaba una llamada de su hermana Marisa desde Bruselas y no le gustaría atenderla desde allí. Estaba contenta, por dos motivos: el primero era por ver a Alfons competir, era la primera vez. Y el segundo por la esperada llamada. Ella y su hermana estaban preparando un viaje a Vizcaya el próximo mes. Se encontrarían en el aeropuerto y desde allí irían las dos solas a disfrutar de Euskadi. ¡Cuantos años sin hacer un viaje juntas ellas solas!  


Soraya estaba pensando en las fiestas navideñas y en el regreso de sus padres a casa. Ya lo tenía todo pensado, desde las comidas a los regalos con los que quería obsequiarlos. De repente se oyó una voz por megafonía.


-Por favor, vayan ocupando sus puestos en sus calles correspondientes.


Alfons se colocó delante de la suya. La primera parte eran 200 metros braza.  Después competirían las señoras con el mismo estilo.


Ante tanta agitación a Soraya le entró hambre y sacó de su mochila unos trozos de turrón de chocolate y kikos que previamente había cortado y envuelto de manera individual.


-¿Quién quiere turrón? Lo he hecho yo con la Thermomix® . Tanto Joan como Maica cogieron un trocito.


-¿Es muy difícil de hacer?  Preguntó Maica. 


-Con la Thermomix® es fácil y rápido. Yo lo hago cada año. Joan sonreía en silencio. Hace dos años lo hicieron juntos en Cardedeu por primera vez.


De repente se oyó:


-Preparados, listos, ya.


Turrón de chocolate y kikos https://cookidoo.es/recipes/recipe/es-ES/r50785


Si quieres seguir la historia https://thermomix-barcelona.es/juan-de-haro-navarro/postres-y-dulces/tarta-de-violetas-madrid/


  

Solicita demostración
23 diciembre 2020