Cerdo con nabos, miel y naranja (Almuerzo en el jardín)

#Carnes y aves 18 abril 2021


Foto: La Alholva


Se levantaron doloridos por los golpes del día anterior y evitaron coincidir con los niños en el comedor. Joan tenía pequeñas señales en el rostro y no quería darles información. Miraron el reloj y aun tenían tiempo de dar un pequeño paseo entre las alegres casas del puerto, pintadas como un muestrario de Titanlux. Hacía algo de fresco, así que se pusieron las chaquetas, sabiendo que una vez en el mar aun haría más frio y desconocían que tipo de embarcación tendría el extraño personaje. Después de deambular por las bonitas calles se fueron acercando hacia el puerto  y vieron a Pablo vestido como un capitán de barco, con galones incluidos y una bonita gorra de plato. Sonia tuvo que controlar su primer impulso de reírse.  


-¡ Buenos días tengan ustedes, bienvenidos a mi barco! - dijo el marinero desde la pequeña proa.


- ¡ Buenos días Don Pablo! - exclamaron al unísono. El barco, más que barco era una bonita barca de pescadores, pero el buen  hombre la había arreglado con excesivas pretensiones y abusando de los dorados en los apliques y demás complementos.


-  Les recomiendo que tomen asiento en estos bancos y que tomen una de las mantas que tienen al lado. Pues nos vamos. Durante el recorrido no se alejaron demasiado de la costa disfrutando del hermoso sol con el que el día les había regalado. Vieron la poco concurrida playa de Hendaya , el elegante castillo de Abaddia y de allí a San Juan de Luz, donde Pablo les hizo bajar. En el puerto les esperaba René con un Renault 19 Cabriolet de color morado. René es de la Martinica y llevaba trabajando para Pablo desde principio de los ochenta. Al llegar a la casita que tenía a las afueras de la ciudad, bajaron del coche y les recibió Julie, esposa del conductor, con un bufet que había preparado en el jardín y una mesa con finas copas de cristal, lo mismo que la vajilla y resto de menaje. Entre los platos a Sonia le llamó la atención el Cerdo con nabos, miel y naranja. Y le preguntó a Julie cómo lo había hecho.


- ¡Oh, señora, es muy fácil! Lo hice con el Thermomix® . Puse 200 g de zumo de naranja,  40 g de mantequilla y  40 g de miel en el vaso. Coloqué 600 g de nabos pelados y cortados en cuatro en el recipiente  Varoma y sazoné con sal.  Estuvo 18 minutos a temperatura Varoma y velocidad 3 . Mientras tanto  diluí una cucharada de maicena en una cucharada de agua y la agregué al vaso junto  600 g de lomo de cerdo cortado a dados, sal y pimienta. Volví a colocar el Varoma y programé 12 minutos más a  110 ° C con el giro a la izquierda y velocidad 1 .Luego añadí los nabos al vaso y mezclé 10 segundos con el giro a la izquierda y velocidad 1. Así de rápido.


-Pues tiene una pinta increíble.


-Por favor, tomen asiento - invitó Pablo.


Si te gustó el relato dale al like de esta página.


Sigue el relato clicando aquí.