Ceviche de pulpo

#Aperitivos, entrantes y tapas 24 mayo 2021


 Foto 123 RF


Por fin llegó el momento que estaba esperando Mario. El de la inauguración del obrador. Ya tenía una muy buena selección con diez productos diferentes. De momento ya era suficiente. Le costó mucho el poder conseguir una cadena de distribución con suficientes garantías pero ya tenía unos cincuenta comercios donde poder ofrecerlos.


Encarna en primer plano con Chen, Sergio, Maica y Eva. También se sumaron Sori, Joan y Alfons. Resultó fácil hacer la preparación. Encarna se encargó un poco de coordinar lo que tenían que hacer: Chen y Sergio irían abriendo lo patés y los distribuirían por las mesas, Maica y Eva, que estaba encantada de meterse en esos saraos de adultos, pondrían diferentes tipos de tostadas y palitos por las mesas, Sori y Alfons de las bebidas. Mario confió en Joan para preparar un Ceviche de pulpo por poner algo diferente. Mario se encargaría de poner todo el muestrario de productos que había logrado preparar. Sabía que lo que más éxito tendría sería la olivada con hierbas del mediterráneo y el de crema de queso de tetilla con tropezones de lacón. 


En la cocina de casa de Encarna estaba solo Joan preparando la receta que le habían encomendado.


Puso en un bol  750 g de pulpo cocido en lonchas de 2 mm y lo salpimentó. Lo mezcló y reservó. Conectó el Thermomix® y puso en el vaso 6 tiras de piel de limón, pero solo la parte amarilla y 4 tiras de piel de lima, solo la parte verde, si no amargaría y ralló 20 segundos a velocidad 10.


Agregó un pellizco de sal, el zumo de un limón, el zumo de 3 limas, un diente de ajo, un trozo de jengibre fresco de unos 2 o 3 cm, un  cuarto de ramillete de cilantro fresco y 30 g de aceite de sésamo tostado. Trituró 15 segundos a velocidad 10. Esto lo coló a través de un colador de malla mediana sobre el pulpo y mezcló bien.


Puso en el vaso 2 cebollas rojas en trozos y 2 pimientos verdes italianos en trozos  y troceó 6 segundos a velocidad 4. Añadió al bol con el pulpo y puso también 150 g de maíz en conserva y una cucharadita de tabasco verde


Agregó al bol el maíz, el cilantro restante picado a cuchillo y el tabasco y mezcló bien. 


Hecho esto lo metió en la nevera portátil y se dirigió al obrador. Entre él y Maica lo fueron colocando en pequeños vasos, algo más grandes que los de chupito, dando un punto de color a la mesa.


Poco a poco la gente fue llegando y disfrutando de la fiesta. Sergio aprovechó para irse a playa y evadirse un poco. Tendría que compartir su secreto con Chen y no era fácil.


  Si te gusta el relato dale al like de esta página.


Si quieres seguir el relato clica aquí