Penne rigate con setas (Conversando en la terraza)

#Pastas y arroces 31 marzo 2021

Foto: La Pimienta dorada.


Una vez alojadas dieron un pequeño paseo por el pueblo. Estaba lleno de recovecos y a penas había turistas por las calles. Avanzando por  las calles descubrieron una panadería con degustación, tenían café y decidieron entrar. Entre la bollería del horno, destacaban unas pequeñas palmeras cubiertas de chocolate y no se pudieron resistir. Carmen pidió un café, era adicta, Sori una infusión de hierbas de la zona. Llevaban mucho tiempo queriendo hacer esta escapada, en el día a día no tenían tiempo de para ellas. Carmen ya hacía tiempo que le estaba dando vueltas a cambiar de trabajo en un futuro cercano, no se veía toda la vida peleando con niños y sus padres. Le encantaba su labor docente, pero estaba bastante saturada.


-Muchas veces me pregunto si aguantaré mucho más, los niños cada día suben más irritables y parece que han de tener la razón en todo y los padres muchas veces no colaboran para que no sea así. Cada vez me resulta más complicado seguir manteniendo la ilusión y la edad va pesando -argumentó  Carmen.


-¿Edad ? Cualquiera dirá que tienes ochenta años. Te entiendo, pero yo soy más joven y también me lo planteo. Nuestro trabajo es complicado pero a mi me llena un montón. También es cierto que este año se ha hecho especialmente duro. Yo ahora no le daría muchas vueltas a esa idea y me centraría en descansar y evadirnos. Este lugar es precioso y muy tranquilo - observó desde la terraza de la cafetería que había sobre el rio. 


- ¡Pues a mi me está entrando un hambre! 


En la panadería tenían barquillas con diferentes tipos de setas de la zona y compraron una. Encaramaron la cuesta que las llevaba a la casita y se pusieron a preparar Penne rigate con setas . En una cazuela calentaron agua para hervir doscientos gramos de pasta que previamente habían pesado en el Thermomix® . Mientras tanto Sori puso unas ramitas de perejil, un diente de ajo y treinta gramos de aceite el vaso y picó 3 segundos a velocidad 7 y sofrió 3 minutos a 120°C a velocidad 1.


Carmen limpió las setas, unos ciento cincuenta gramos, las añadió junto a media cucharadita de sal con el resto de ingredientes al vaso dejándolo diez minutos a 120ªC y velocidad 1. Miraron que el punto de sal y cocción fueran los  óptimos. Escurrieron la pasta y mezclaron y con el resto de ingredientes del vaso. Espolvorearon con queso rallado y un chorrito de aceite de oliva. 


Una ensalada de frutas con endivias y nueces hizo de telonera de la pasta.


Carmen pensó que realmente necesitaba tomarse un tiempo.


Si te ha gustado el relato dale al like de esta página 




Sigue el relato clicando aquí