Rape al limón con anchoas. (Los luceros)

#Pescados y mariscos 14 enero 2021


Foto la Boquería


Pasadas las ocho de la mañana Maica y Marisa llegaban a la estación de Sants. No tuvieron que esperar mucho para que el tren saliera rumbo a Alicante. Antes de la una ya estaban allí. Tan solo les dio tiempo de tomarse un insípido café en el vagón cafetería. Maica no entendía cómo un servicio tan malo podía ser a la vez tan caro.


Al llegar al vestíbulo de la estación se encontraron con un precioso piano de cola negro. Cualquiera podía tocarlo. Y eso es lo que hicieron. Hacía muchísimo que no tocaban una pieza a cuatro manos y resultó divertido. De repente se vieron rodeadas de un pequeño grupo de ancianos alemanes que venían de excursión desde Denia. Las despidieron entre aplausos. Se encontraron con Vicente en la bonita plaza de los Luceros. Se reconocieron por la foto que intercambiaron en los mensajes.


Vicente tenía un bonito apartamento para alquilar. Hacía un par de años que compró el piso para poderse independizar, pero de vez en cuando lo alquilaba y se ayudaba para pagar la hipoteca. A las hermanas les encantó, pues estaba en la zona peatonal de la ciudad, así que era muy tranquila y céntrica. La cocina estaba muy bien equipada, incluso había una Thermomix® tm31 en perfecto estado. Vicente les dijo que la podían utilizar. 


No tenían intención de perder mucho tiempo, así que una vez alojadas se acercaron hacia el mercado central. Entre las paradas habían una serie de pequeños bares que ofrecían  todo tipo de pinchos, cazuelitas, raciones y tapas muy variados. La cerveza estaba bien fría y el ambiente no podía ser mejor. Marisa tuvo esa sensación de haber vivido allí. Le suele ocurrir cuando viaja. Después de comer, se acercaron a una parada de pescado y compraron un rape espectacular. En el puesto de enfrente algo de fruta. Se acercaron a la casa y colocaron el rape en la nevera.


Joan les había recomendado visitar el museo de arqueología y no estaban dispuestas en perdérselo. Era un antiguo hospital que han puesto en valor y te acerca al mundo de la arqueología como ningún otro. 


El día había sido agotador. Mientras Maica se duchaba, Marisa arrancó un par de limones del limonero que había en el patio interior; el olor era maravilloso, y se puso a preparar Rape al limón con anchoas . Al ser con un modelo más antiguo tuvo que mirarlo en la app del móvil, pero es una receta muy fácil y sabrosa. Mañana seguirían con la visita.


Sigue desde aquí la narración