Remojón de naranja y bacalao (Sergio)

#Verduras, hortalizas y ensaladas 15 marzo 2021

Foto. El País


Sergio apenas había salido de Córdoba, difícilmente atravesaba el Guadalquivir ni para ir al centro. Desde siempre le gustaron las motos y el mundo del motor. No era buen estudiante y el entorno no se lo puso fácil. Su madre se ganaba la vida de limpiadora en una residencia de ancianos y su padre como mecánico en un taller del barrio. Con el tiempo Sergio decidió que quería seguir los pasos de su padre y abandonó los estudios con un disgusto considerable por parte de su madre. El padre no lo veía igual, así le enseñaría un oficio igual que él lo aprendió. El tiempo lo hizo aterrizar y mientras trabajaba en el taller con su padre, al llegar la tarde se iba a la escuela de adultos para sacarse el graduado. Hace seis años que trabaja revisando los coches en la ITV de Córdoba. En el amor no le había ido nada bien, después de dos intentos se cortó la coleta y decidió vivir su soltería haciendo ostentación de ella. En lo económico no le iba mal, no tenía vicios, así que hace un par de años decidió emanciparse de casa de sus padres al fin y comprarse un pequeño apartamento con dos habitaciones muy cerca de ellos. Su madre que lo conocía bien, sabía que tenía que resolver el tema de la alimentación y la limpieza si no quería estar cocinando y limpiando también el piso de su hijo. Su regalo fue un Thermomix® TM6 y un rumba. Ahora era Sergio el que de vez en cuando les llevaba algún taper. 


Mario ya estaba arreglado y se sentó con Sergio y unos amigos de él en la terraza de un bar. Después de un par de rondas de cerveza y unas cuantas tapas, Sergio dijo de irse a cenar, le había preparado Remojón de naranja y bacalao.


-Sergio, está buenísimo. 


-Esta receta es típica de los aceituneros cuando han de ir a recoger las aceitunas. El olivo tiene un polvillo que al moverlo se te mete por la garganta y la naranja ayuda a limpiarla. En cookidoo lo hacen con rodajas de olivas negras, pero a mi ese tipo de oliva no me gusta y prefiero tipo olivas negras de Aragón, son más sabrosas.


-¿Y cómo te va? ¿ sigues con Yolanda?


-Pues no, hace mucho que lo dejamos. Ahora estoy muy bien solo, me encanta mi piso y mi trabajo. Me he habituado a cocinar y voy ahorrando para cambiar de coche y poder viajar. ¿Y tu que tal? He visto que has venido con una chica.


-Si, es Encarna, nos conocemos de vernos por Canet,  siempre me ha llamado la atención, y hace unos meses sin saber como aparecimos los dos durmiendo juntos. Mañana si quieres quedamos y te la presento.


El móvil de Mario anunció un mensaje


- Perdona Sergio.


Si quieres seguir el relato clica aquí


Si te gustó dale al like de abajo