Huevos gratinados ( Tomando café)

#Huevos y quesos 31 diciembre 2020


Foto. El Español


Ana llegó a la carnicería justo cuando Mari acababa de recoger todo.


-Hola Ana. ¿Cómo estás? ¿Te apetece un cafetico? 


- Voy haciendo. Si es descafeinado si, por las noches si tomo uno normal no pego ojo. Últimamente, con la nueva medicación, mi madre descansa muy bien, y por consiguiente el resto de la casa. Es de agradecer. No me has explicado nada del viaje a Madrid. ¿Cómo ha ido?


-¡Ostras, es verdad! Pues ya hace dos semanas. Mari no omitió ningún detalle de sus vivencia por la villa y corte. Todo lo que habían visto y disfrutado. El montón de técnicas que habían aprendido y las nuevas amistades que habían hecho.


Puso la cafetera y en un periquete tenía la mesa dispuesta y rosquillas bobas que compró en la Mallorquina, una pastelería tradicional que estaba en la misma Puerta del Sol. Ana se fijó en un precioso tapete de ganchillo que cubría la mesa camilla de la esquina. A Ana le encantan estas cosas.


Mientras se hacía el café, Mari aprovechó para pelar unos huevos que previamente había hervido en el Varoma a la vez que hacía un pisto. Los cortó por la mitad y separó las claras de las yemas. Conectó su Thermomix® y puso las yemas en el vaso junto a unas latas de atún al natural y un poco de tomate frito que hizo el otro día . Con la mezcla obtenida hizo un lecho en una bandeja y colocó las claras del revés, como si de pequeñas montañas se tratara. Esta receta le parecía muy curiosa, era como un tatin de huevos, pues el relleno iba abajo. Después hizo una bechamel y napó los huevos. Espolvoreó todo con un parmesano que había rallado antes. A la hora de cenar, tan solo tendría que de gratinarlos 


La cafetera empezó a sonar avisando de que ya estaba el café listo. Al servir a Ana, vio como a esta se le llenaban los ojos de lágrimas.


-¿Que te pasa? Preguntó.


Ana le explicó todo lo ocurrido en el bar Milenium hace unos días. La reacción de Luisa y Raquel. Aun no se lo creía. 


-Ostras Ana, me parece muy fuerte. ¿Y no te han vuelto a llamar?


-Si, Luisa si. Me dijo que estuvo con Raquel la semana pasada. Finalmente Luisa  sabía que lo que se explicó en el bar era mentira. Pero Raquel aun ni le había enviado ni un mensaje.


De repente se oyó que alguien abría la puerta. Era Julio que acababa de venir de Tudela. Venía muy cansado y con ganas de ir a la ducha, pero no se pudo contener las ganas de explicarles  lo que le había sucedido a la altura de Valareña.


 Huevos gratinados :https://cookidoo.es/recipes/recipe/es-ES/r65218


Si quieres seguir la historia: https://thermomix-barcelona.es/juan-de-haro-navarro/legumbres-y-platos-de-cuchara/garbanzos-con-carrilleras-guisadas-el-regalo-de-raquel/