Huevos revueltos con espárragos y gambas (Sous le ciel de Paris)

#Huevos y quesos 15 febrero 2021


Foto Mag el Comercio.


La sobremesa fue larga, hacía días que no se veían y tenían muchas cosas de las que hablar. Encarna había decidido pedirse un año sabático donde combinar ayudar a Mario en su proyecto y un viaje de esos largos que tanto le gustan a ella, bien podía ser por América o por Asia, no lo tenía definido.  Alfons explicó su proyecto de matricularse por libre en bellas artes e indagar en el mundo de la fotografía. Mario seguía con su proyecto de montar su obrador, a penas le faltaban conseguir un par de permisos y en dos semanas sería una realidad. Joan tenía en su pensamiento irse a vivir un año a París, su sueño de adolescente que muy pocos sabían, pero que cada vez le estaba dando más a la cabeza, aún era joven y era ahora o nunca. No tenía mucho conocimiento de francés, pero si algunas palabras de cunado lo estudió. De momento no quería decir nada, solo Alfons lo sabía.


Empezó a bajar la luz y se despidieron de sus amigos. Encarna desde que empezó esta relación estaba radiante. Es una mujer hermosa, con una sonrisa que te cautiva, no es de extrañar que Mario esté coladito por ella.


Ya en el coche a Joan lo venció el sueño y despertó en la curva que hay saliendo de la autovía que comunica el Maresme  con el Vallés, al salir del túnel de Parpers. Al llegar Cardedeu vio que habían puesto una nueva farmacia. Antes había tenido dos intentos de bares y una tienda de vapeo. Los locales son como cuando te compras unos zapatos, los que te gustan no tienen por qué entrarte bien. Creo que este local tenía ganas de ser farmacia.


Abrió la nevera y vio huevos y un manojo de espárragos que Alfons trajo ayer del Fabra. Buscó en cookidoo y le dio la opción de hacer unos Huevos revueltos con espárragos y gambas. Mientras Alfons se duchaba, él ponía la mesa y empezó a pensar en poder materializar su sueño, pero no sabía si estaba preparado. Sintonizó una emisora de radio en el móvil y Edith Piaf cantaba Sous le ciel de Paris. 


La cena estaba lista.