Bombones de chocolate con cereales

#Postres y dulces 13 junio 2021


Foto: Actual Fru Veg


El día había amanecido frío después del chaparrón de ayer. Al abrir la ventana un cúmulo de olores traspasó hasta la coqueta habitación que tenían para disfrutar de sus momentos de ocio. Mari Carmen descubrió hace tiempo que le gusta crear modestos dibujos y escribir utilizando el hilo y la aguja. Empezó bordando pequeños trozos de tela con punto de cruz. Poco a poco se fue animando con pañuelos y bolsas del pan. Y ahora estaba con unas flores en el bolsillo de una blusa. 


Otra cosa que le encantaba desde que se mudó de casa, era observar el cielo,  y ver el vuelo de Milano Real surcando por encima de la Sierra de Santo Domingo.


Seguía investigando el proceso con el chocolate. Aun no tenía la maquinaria precisa para elaborar el cacao, pero compraba una especie de lingotes y en su obrador iba realizando pruebas hasta conseguir algo original. A su favor tenía el clima de la zona, nunca era excesivamente cálido, por lo que le permitiría tener el chocolate en condiciones óptimas. 


Su propósito de hoy sería elaborar Bombones de chocolate con cereales. En esta ocasión se quería dedicar a las personas celíacas. Se dirigió al obrador y forró una bandeja con papel de hornear. Puso en el vaso150 g de chocolate con leche en trozos, 100 g de chocolate fondant para postres (50% cacao) , 10 g de mantequilla, ½ cucharadita de canela molida, un pellizco de jengibre en polvo, un pellizco de clavo molido, un  pellizco de nuez moscada molida  y ralló 5 segundos a velocidad 8. Después, programó 3 minutos a 50°C y velocidad 1.


Añadió 15 g de semillas de sésamo, 25 g de pipas de girasol y 100 g de copos de maíz (corn flakes ) y mezcló 1 minuto a giro inverso y velocidad 2 . Mezcló bien con la espátula y programó 30 segundos más con el giro inverso y velocidad 2. Con una cucharita, fue poniendo pequeñas porciones de masa en la bandeja preparada. La metió en el frigorífico para enfriar.


Como era una prueba y tenía que esperar se instaló delante del ordenador para revisar los pedidos, cada vez eran más. Al acabar pudo degustar los bombones que ya tenían forma. Exquisitos, ahora tendría que adaptarlos para hacer más cantidad.


Si te gusta el relato dale al like de esta página.


Sigue el relato clicando aquí