Tarta flambeada alsaciana (Ceret II)

#Masas, panes y repostería 07 diciembre 2020


 Parece ser que el nombre de Ceret deriva de cerise, cereza en francés. Esta fruta es omnipresente por toda la villa, así que no es de extrañar que a Alfons le llamara la atención un paté rústico que cuyo unos de los ingredientes más llamativos eran esos rojos frutos. 


Lo cierto es que una vez recogido el mercado aparece otro Ceret, más bucólico, más romántico, más de tertulia. No en vano fue y es un lugar de encuentro para  muchos creadores. Picasso, Braque o Manolo Hugué son algunos de ellos. Por eso alrededor de la muralla nacen terrazas de las cafeterías, donde al entrar, ves que se detuvo el tiempo e imaginas a poetas, pintores y otros ilustres divagando sobre la vida.


A media tarde fuimos los tres a le France, uno de esos fantásticos cafés.  Alfons nos comentó que en breve comenzaría a entrenar para participar en un evento de natación, solidarizándose para conseguir fondos y recuperar la estación meteorológica del parque de Ca l'Arnús, en Badalona. Una joya que en estos momentos está muy desmejorada. El va a nadar dos veces por semana, pero no es lo mismo eso que entrar en competición. 


En mitad de la conversación alcé la cabeza y vi a un esbelto joven de cabello rubio caminando por el boulevard. Me pareció reconocerlo, pero no podía ser. Conforme se acercaba no fui yo solo el sorprendido, pues también Alfons lo reconoció. Era Otto, el muchacho alemán que habíamos visto en Molina y con el que compartimos comida. El también se sorprendió. Nos contó que estaba haciendo un reportaje sobre el toreo en el sur de Francia. Obviamente lo invitamos a tomar un café y se unió a la mesa. Tras saludar a Sori  compartió su proyecto con nosotros. Tenía idea de ir haciendo diferentes reportajes por toda Francia, hasta llegar a Alsacia y de allí pasar a su país, concretamente a Baden Baden, ciudad balnearia y fronteriza con el país galo. Ese espacio de tierra está solamente separado por una frontera, pero tienen muchas cosas en común. Tras la charla nos dijo que nos esperaba a cenar.


El apartamento de Otto estaba dentro de las murallas. En un par de horas ya estábamos llegando a su casa. Un dulce olor a pan y  nata atravesaba toda la plaza.


-Hoy para cenar tenemos tarta flambeada alsaciana.


Soraya me miró con cara de no entender nada.


-¿Tarta para cenar?


Tarta flambeada alsciana https://cookidoo.es/recipes/recipe/es-ES/r70376  


Si quieres seguir el relato: https://thermomix-barcelona.es/juan-de-haro-navarro/dietas-especiales/hamburguesas-de-soja-ceret/