Quiche vegetariana con espinacas y pimiento rojo

#Masas, panes y repostería 08 abril 2021


Foto: Pinterest


Había descansado como una reina. Pensó que se levantaba de un sueño, se tomó su tiempo, hoy era festivo municipal y Jesús se haría cargo de la niña durante todo el día. Después de ducharse, preparó unas tostadas con pan de cinco semillas que días antes había preparado, con unas  lonchas de fiambre de pavo y un zumo multivitamínico que preparó con su Thermomix® . Decidió desayunar en la terraza. Las primeras golondrinas llegadas de Angola la venían a saludar. Enfundada en su albornoz blanco con zapatillas a juego disfrutó de la leve brisa que llegaba del mar. Miró el móvil y tenía un mensaje de Jesús.


-Buenos días hermanita, por aquí todo bien. Me he llevado a Eva a comer churros al Paseo de la Salud. Alfons y Joan nos esperan sobre las dos en el observatorio - ella respondió con un Ok y siguió disfrutando del momento.


En Cardedeu,  Joan había ido a comprar pues le faltaban pimientos rojos para hacer  la Quiche vegetariana con espinacas y pimiento rojo


Puso en el vaso 100 g de vino blanco,80 g aceite, 300 g de harina y ½ cucharadita de sal  y la puso a amasar durante un  minuto. Puso la masa en el mármol y le dio forma de bola. La envolvió en film transparente y la dejó en el frigorífico para que tuviera más cuerpo.


Mientras tanto puso en el vaso 20 g de mantequilla, 60 g de cebolla, 200 g de pimiento y un diente de ajo y troceó 3 segundos a velocidad 5. Con la espátula, bajó los ingredientes hacia el fondo del vaso y sofrió 10 minutos a 120°C velocidad 1. Incorporó 200 g de espinacas y, sin poner el cubilete programó 5 minutos a 100°C con el giro inverso para que no las destrozara y velocidad 1.


Precalentó el horno a 180°C. Engrasó el viejo molde de quiche (Ø 28 cm) que había heredado de su abuela. Estiró la masa hasta obtener un disco de aprox. Ø 30 cm entre 2 láminas de papel de hornear, así no se le quedaba pegada en el viejo rodillo de madera. Colocó la masa en el molde  cubriendo el fondo y las paredes.  


Después  puso en el vaso 45 g de tomates secos en trozos, un puñado de aceitunas negras, 80 g de queso feta, orégano,  nuez moscada, ½ cucharadita de sal y pimienta y mezcló 15 segundos con el giro inverso y velocidad 2. Abocó la mezcla sobre la masa y la extendió con la espátula. Ralló un buen trozo de parmesano y espolvoreó la quiche. Puso 4 huevos y 60 g de leche y batió dentro del vaso  durante 15 segundos a velocidad 4. Cubrió quiche y horneó durante 35 minutos.


En ese rato estuvo pensando en la sorpresa que quería prepararle a Sonia por su cumpleaños, pero aun estaba muy verde.


Si te gusta el relato dale al like de esta página


Sigue el relato clicando aquí